miércoles, 11 de junio de 2008

Gerente del SIGLO XXI

La verdad es que cada empresa es un mundo diferente, cada una tiene un tamaño, una estructura y una organización determinada. Las pymes, por ejemplo, ostentan unas características propias que las diferencian de las grandes empresas. De cualquier forma, los consejos que ofrecemos son válidos para empresarios de todo tipo de organizaciones.
Los gerentes del siglo XXI han cambiado mucho respecto al de épocas anteriores. Hoy, lejos han quedado el autoritarismo y la individualidad para dar paso a conceptos como la creatividad del grupo, la comunicación o el liderazgo.
Estos son los quince consejos que el emprendedor de hoy debe tener en cuenta:

1- Confianza. Hay que confiar en nuestros conocimientos y capacidades. Nadie nos hará pensar lo contrario.

2- Liderazgo. Aquellos que logran el éxito suelen ser líderes. Quizás nosotros no seamos unos líderes natos, pero sí podemos luchar para ser el mejor de nuestro campo o un referente para el resto de compañeros.

3- Trabajo en equipo. Es necesario interactuar con los demás y saber trabajar en grupo. De esta manera, se pueden obtener los mejores beneficios de los recursos humanos de la empresa. Hay que escuchar a las personas y motivarlas.

4- Competencia. Es una de las principales características de la sociedad occidental y la economía de libre mercado. Si no asumimos este hecho, estamos condenados al fracaso. Evidentemente, la competencia es la regla principal que rige nuestra vida empresarial.

5- Honestidad. La reputación del gerente del siglo XXI es determinante. Por este motivo, es necesario actuar siempre de forma honesta tanto con clientes como con compañeros.

6- Ser positivo. Hay que ser optimista y positivo y transmitir esa personalidad llena de energía al resto del equipo. Todo en nosotros, incluso el movimiento del cuerpo, debe contagiar positivismo.

7- Clima organizacional. Hay que cuidar el buen ambiente y las relaciones humanas entre la plantilla. De este modo, se puede producir y trabajar más y mejor. Y esto lleva a mayor competitividad.

8- Visión de futuro. Hay que tratar de adelantarse a nuestro tiempo, ya que el mundo empresarial es muy dinámico. No hay que dejar de lado lo que puede llegar mañana o pasado mañana.

9- Estar abierto a las nuevas tecnologías. No podemos quedarnos atrás, por ejemplo, en el uso de Internet, telecomunicaciones o maquinaria puntera.

10- Excelente adaptación a los cambios. Imprescindible para la supervivencia y desarrollo de la empresa y el profesional. Hay que reaccionar con agilidad ante las continuas modificaciones del entorno empresarial y aprovechar cada cambio para lograr un éxito mayor.

11- Saber escuchar. Es necesario preguntar y escuchar a nuestros colaboradores sobre cualquier aspecto de la organización. Potenciaremos la objetividad y la creatividad del equipo.

12- Determinación y Persistencia. Estos dos factores son imprescindibles para lograr el éxito. No debemos permitir que nadie ni nada nos haga cambiar nuestra idea de realizar una tarea o un proyecto.

13- Aprendizaje continuo. La formación es esencial en el mundo empresarial, por lo que el buen gerente es aquel que se recicla constantemente y adquiere nuevos conocimientos durante toda su trayectoria profesional.

14- Pasión por el detalle. Hoy por hoy, los detalles son los que marcan la diferencia. Además, hay que prestar atención a los detalles porque los pequeños errores pueden convertirse en grandes problemas.

15- Atención al cliente. Ser conscientes de lo importante que es ofrecer un excelente trato a nuestros compradores. Es esencial para fidelizarlos y contar con clientes satisfechos.
El perfil del gerente del siglo XXI es aquel que se adapta a los cambios, asume riesgos, sabe trabajar en equipo y es un excelente comunicador. Los empresarios que sigan estos prácticos consejos, tendrán muchas posibilidades de triunfar.